Combate a la desertificación y sequía, reto de la humanidad

1995: Primera celebración de un Día Mundial de Lucha contra la Desertificación

Día Mundial de la lucha contra la Desertificación y la Sequía

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre el proceso de degradación del suelo en México, cuyos efectos más dramáticos se presentan por la declinación de la fertilidad de la tierra y la reducción del contenido de materia orgánica, lo que deriva en zonas improductivas para cualquier actividad económica, y afectaría gravemente el ejercicio de los derechos humanos.

La capital de Burkina Faso, Uagadugú, alberga este año la celebración mundial del Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía.

Lo que es preocupante, porque, dice este informe, "si bien es posible desarrollar actividades agropecuarias y forestales, se presenta una baja considerable en la producción".

La degradación de los suelos, el cambio climático, la diversidad biológica y el abastecimiento de agua potable, está íntimamente relacionada con los problemas sociales y económicos, la seguridad alimentaria, la migración y la estabilidad política, esto de acuerdo con un comunicado de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En dichas zonas sería posible revertir el fenómeno mediante un uso sustentable del recurso.

Este año, la celebración destaca la importancia de evitar la desertificación a fin de disminuir la olas migratorias debido a la falta de tierras productivas.

Para 2050, mil 800 millones de personas vivirán en países o regiones con absoluta escasez de agua y dos tercios de la población mundial (cinco mil 300 millones) podrían vivir bajo condiciones de estrés hídrico.

La ONU, resalta que la pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo y malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo.

Por otra parte, la desertificación es la degradación de las tierras secas como resultado de la incidencia de variaciones climáticas y las actividades humanas.

Finalmente el Secretariado Ejecutivo del UNCCD dio a conocer algunas cifras sobre la realidad del planeta, "alrededor de 135 millones de personas podrían desplazarse antes de 2045 como consecuencia de la desertificación", además se espera que la demanda de agua mundial aumente de entre un 35 y un 60por ciento en el periodo comprendido del años 2000 al 2025, y se duplicaría para el 2050.

El organismo instó al Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible a coordinar acciones con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y la academia para cumplir con la meta de luchar contra la desertificación. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

Latest News