Dice EU que prioridad con Latinoamérica es acabar con el narcotráfico

"Este evento refleja cómo esta administración se involucra con la región, este es el barrio, este es el enfoque colaborativo", aseguró el funcionario.

Las declaraciones de Tillerson tuvieron lugar en una conferencia en la que Estados Unidos y los países del Triángulo Norte se comprometieron a trabajar de manera conjunta para fortalecer las economías de las naciones centroamericanas como una manera de combatir la violencia y el narcotráfico y reducir la inmigración ilegal.

"La prioridad más importante de este Gobierno con Latinoamérica es parar el crimen organizado que dañan al pueblo de Estados Unidos con el tráfico de drogas y con la violencia", dijo Tillerson, acompañado sobre el escenario con líderes del Gobierno de México, de El Salvador, de Honduras y de Guatemala.

Mañana, el foco estará puesto en la seguridad, en especial en su fortalecimiento en zonas fronterizas y en el combate al narcotráfico.

Destacó que el gobierno estadounidense pidió 460 millones de dólares para fortalecer la seguridad y el desarrollo económico de esos países, pero no dijo que es casi 30 por ciento menos que los 665 millones aprobados por el Congreso en el presupuesto de 2017, durante el gobierno del presidente Barack Obama.

En un artículo para The Miami Herald; el secretario de Estado, Rex Tillerson; el de Seguridad Nacional, John Kelly; junto con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el colombiano Luis Alberto Moreno, plantearon llevar a cabo un plan similar al aplicado en Colombia en 1999 firmado los por entonces presidente colombiano Andrés Pastrana Arango y el estadounidense Bill Clinton.

Para Hernández, la reunión fue muy alentadora. Tillerson dijo que corresponde a Kelly tomar la decisión sobre extender o no el beneficio.

En el marco de la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, que se realiza en el sureste de Florida, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, anunció ayer una gira por Sudamérica y Centroamérica y condenó al gobierno "autoritario" de Venezuela. Desde el inicio en 2014 del Programa Frontera Sur con el apoyo de EE.UU., los abusos contra los migrantes centroamericanos y los solicitantes de asilo que transitan por México han aumentado drásticamente.

El vicepresidente Mike Pence dijo que hay unos 85 mil pandilleros en Honduras, Guatemala y El Salvador y expresó que sus actividades "se extienden hacia afuera y llegan a Estados Unidos" mientras la mayoría de los cargamentos de droga dirigidos a Estados Unidos pasan por Centroamérica.

Morales aseguró que le "agradeció" al vicepresidente de Estados Unidos porque no ha habido deportaciones masivas.

Latest News