El festejo de Jimena Barón tras el triunfo de Delpo

Del Potro ganó un juego espectacular pero ahora le tocará bailar con Federer

Del Potro ganó un juego espectacular pero ahora le tocará bailar con Federer CORTESÍA

Superó sus lesiones, dio marcha atrás al reloj y está reviviendo los gratos recuerdos de 2009, cuando superó a Nadal en semifinales y al suizo Roger Federer en la final para lograr su único Grand Slam hasta la fecha.

Momentos antes, Federer había dicho a los periodistas que le gustaría jugar de nuevo aquella final de 2009.

El triunfador del Abierto de Estados Unidos en dos temporadas ahora se enfrentará al ucraniano Alexandr Dolgopolov, con quien se ha enfrentado en ocho ocasiones anteriores y domina por 6-2.

"Fue por precaución. No hay ningún problema".

Para Federer, fue la brusca interrupción a una seguidilla de cinco títulos en Flushing Meadows. En el undécimo dispuso de un match point que no pudo cerrar, pero en el segundo, una doble falta de Thiem (luego de que Delpo pidiera el Ojo de halcón) desató su felicidad y la de un estadio que no paraba de aclamarlo. El tandilense jugó con gripe, estuvo dos sets abajo, levantó dos match points en contra y, aún así, le ganó al austríaco Dominic Thiem.

El ruso Andrey Rublev se convirtió en el segundo adolescente en llegar a la tercera ronda cuando sorprendió a Grigor Dimitrov (N.7) por 7-5, 7-6 (7/3), 6-3.

Apenas una hora y 41 minutos debió invertir Nadal para quitarse de encima a un rival de cuidado, que fue Top 15 de la ATP y tiene mucho talento, pero se caracteriza por su gran irregularidad. "El otro día, yo creo los últimos tres sets (contra Mayer) fueron positivos y hoy he continuado con una tónica positiva", indicó.

Y en el quinto se adelantó 5-4 con saque para Thiem y le rompió el servicio de una forma increíble. Pero lo cierto es que Del Potro renació de las cenizas, y como él dijo, jugó uno de los partidos épicos de su carrera. Por el otro, Roger Federer eliminó a Feliciano López en lo que fue la mejor versión de su torneo. En damas, la checa Karolina Pliskova avanzó a cuartos de final en apenas 46 minutos al derrotar a la estadounidense Jennifer Brady por 6-1, 6-0. "El partido" de una jornada de miércoles en la que la lluvia está pronosticada en Nueva York. La vigente número uno está obligada a repetir la final del año pasado para mantener su actual posición. En aquel partido también remontó para ganar su primer título de Gran Slam por 3-6, 7-6 (7/5), 4-6, 7-6 (7/4), 6-2. Se medirá en la siguiente fase a la estonia Kaia Kanepi.

Pasó casi una década de aquella final de epopeya y para el suizo ya no son los mismos.

Últimas noticias