La izquierda pierde mayoría en Andalucía y surge la ultraderecha

Manifestación en Valencia contra el nacionalismo catalán en 2017

Ascenso de la ultraderecha en las elecciones de Andalucía

La suma de PP, Ciudadanos y VOX se sitúa en 59 diputados, cuatro por encima de la mayoría absoluta (que está en 55).

Además, España celebra elecciones municipales, regionales y europeas en 26 de mayo, y los resultados de Andalucía serán analizados también sin duda en ese contexto.

La derecha suma más que la izquierda en Andalucía por primera vez en 40 años de democracia.

El partido antiinmigrante, antifeminista y euroescéptico Vox logró el domingo 12 escaños en el Parlamento de Andalucía, conformado por 109 miembros, la región más poblada de España y bastión socialista desde hace 36 años.

Vox ha conseguido en La Puebla un 11,8% de los votos (661 en concreto), por delante de los populares (9,3% y 518 votos), que han perdido cinco puntos con respecto a las autonómicas de 2015.

El secretario general del PSOE reúne este martes a la ejecutiva federal de su partido, que analizará el resultado de las elecciones andaluzas y cómo garantizar la gobernabilidad de Andalucía al margen de Vox.

La cuarta fuerza en el arco parlamentario andaluz es Adelante Andalucía, la marca bajo la cual se han presentado Podemos, Izquierda Unida (IU) y otras formaciones más minoritarias de izquierdas.

More news: Demócratas mantienen ventaja a un día de las elecciones en EU

La campanada de la noche y del año la ha dado VOX, el partido que lidera el exparlamentario vasco del PP Santiago Abascal, que ha logrado su primera representación en una cámara autonómica con 12 diputados.

La dirección federal del PSOE ha abierto hoy la puerta a la dimisión de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, al frente de los socialistas andaluces tras los desastrosos resultados electorales de ayer.

Sobre la posibilidad de un eventual acuerdo entre el PP y Cs, ha afirmado que tendrán que de decidir cuál es su posición respeto a la "extrema derecha".

"Vamos a priorizar la negociación con el PP porque Ciudadanos y el PP, prácticamente en un empate técnico a votos, esos dos partidos tienen que configurar el Gobierno y el pacto de Gobierno en Andalucía". Y a esa prioridad ha añadido una exigencia: la investidura de su dirigente regional, Juan Marín, como presidente, a ser posible con el respaldo no sólo del PP, que quiere el mismo destino para Juan Manuel Moreno, sino del PSOE de Susana Díaz.

Lo que sí dejó claro Casado, en la celebración del día de la Constitución en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, es que hay algo innegociable en esos diálogos, que Juanma Moreno sea el presidente de la Junta de Andalucía. Nada se puede reprochar al partido de Santiago Abascal a nivel comunicativo, con una estrategia que hubiera firmado una gran agencia de comunicación; destacable fue como éste dio la vuelta, ante un Palacio de Vistalegre a rebosar, el significado de la palabra facha.

Tanto Albert Rivera como Inés Arrimada ya trataron de distanciarse de la extrema derecha de Vox, aunque siempre intentaron evitar ponerle dicho calificativo.

Vox nació en 2013 con el objetivo de seducir a votantes desencantados del Partido Popular (PP) -entonces en el Gobierno con Mariano Rajoy- con un discurso reaccionario católico centrado en la defensa de la familia tradicional, el rey y la unidad de España frente a tensiones secesionistas en regiones como el País Vasco o Cataluña.

Últimas noticias